Es posible hacer la reforma completa de un cuarto de baño en una semana.
Pongamos el ejemplo de un baño de estándar. El baño que se pretende reformar tiene bañera, lavabo, bidé e inodoro. Se quiere quitar la bañera y poner ducha, anular el bidé y colocar lavabo, e inodoro.
Antes de realizar la reforma es importante que el cliente haya elegido los azulejos, baldosas, armario para lavabo, sanitarios, mampara y complementos.
Una vez que el cliente tiene claro lo que va a poner en el baño, no hay problema de suministro o hay existencias, para ser suministrado por los almacenes de inmediato, comienza la reforma.

Página 2 de 2