Reformar el cuarto baño en una semana

Es posible hacer la reforma completa de un cuarto de baño en una semana.
Pongamos el ejemplo de un baño de estándar. El baño que se pretende reformar tiene bañera, lavabo, bidé e inodoro. Se quiere quitar la bañera y poner ducha, anular el bidé y colocar lavabo, e inodoro.
Antes de realizar la reforma es importante que el cliente haya elegido los azulejos, baldosas, armario para lavabo, sanitarios, mampara y complementos.
Una vez que el cliente tiene claro lo que va a poner en el baño, no hay problema de suministro o hay existencias, para ser suministrado por los almacenes de inmediato, comienza la reforma.


Pongamos que comienza un lunes para no dejar el baño patas arriba todo el fin de semana.
Proceso de la reforma:
Lunes: los albañiles pican el suelo, paredes, retiran sanitarios y desescombran.
Martes: el fontanero realiza las instalaciones de presión y desagües, para la ducha, lavabo e inodoro. Por la tarde, el electricista, cambia la instalación eléctrica del baño.
Miércoles: Alicatar y poner las baldosas del suelo.
Jueves: terminan de alicatar y el escayolista coloca la moldura de remate en la escuadra del techo. Por la tarde el electricista, coloca los mecanismos, cables e interruptores.
Viernes: El fontanero coloca el armario de lavabo, inodoro, grifo de la ducha y mampara.
Conclusión: si queremos una reforma que llegue a buen puerto, que se ejecute rápido y bien, es necesario una coordinación completa y si es posible, un mismo equipo de gremios.

Qué es lo más importante al realizar una reforma
Los aspectos más relevantes que tenemos que tener en cuenta para realizar una reforma de nuestra vivienda o local son:

1 – TENER CLARAS NUESTRAS NECESIDADES
Lo primero que debemos hacer a la hora de afrontar la rehabilitación de nuestra casa es determinar cuáles van a ser nuestras necesidades.
Debemos sentarnos tranquilamente y pensar en cómo usamos nuestra vivienda, que cosas nos incomodan que nos gustaría que tuviera, etc. Y hacernos una lista ordenando y priorizando nuestras necesidades. ¿Cuantas habitaciones necesitamos? ¿Tenemos suficientes espacios de almacenamiento? ¿Ducha o bañera? ¿Necesitamos una cocina más grande?
2 – NUEVA DISTRIBUCIÓN
Una vez tenemos claro qué es lo que de verdad necesitamos, podemos buscar una nueva distribución de los espacios de nuestro hogar.
Para ello contaremos con la ayuda de un profesional que nos aconseje sobre la nueva distribución para sacarle el mayor partido.
3– BUSCAR LA MEJOR EMPRESA PARA MI REFORMA
Dedicar algo de tiempo a encontrar la mejor empresa para realizar la reforma de nuestra casa va a ser nuestra mejor inversión.
4 – CONTRATO Y GARANTÍAS
Antes de comenzar las obras, es imprescindible elaborar un contrato de obra siempre bajo un presupuesto ya que es la mejor manera de garantizar imprevistos y tener todo legalizado.
El contrato debe garantizar la calidad de los trabajos y los materiales a emplear, establecer un plazo de terminación de las obras, de tal forma que podamos obtener la mayor tranquilidad en el desarrollo y ejecución de las mismas.
También es importante exigir a la empresa que tenga contratado un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles averías o percances que se puedan producir durante las obras, de tal forma que tanto nosotros, como nuestros vecinos puedan estar completamente seguros y tranquilos.
5 – PERMISOS Y LICENCIAS
“debemos conocer qué trámites y licencias debemos realizar en la reforma integral de nuestra vivienda”
Para ello la elección de un buen profesional para llevar a cabo la obra es imprescindible ya que él nos puede informar y ayudar a realizar estos trámites
6 – INVOLUCRATE EN EL DESARROLLO DE LAS OBRAS
Aunque tengamos a nuestro lado un buen profesional tenemos que estar pendientes de cómo se va desarrollando la obra.